Xàbia en Segway

Comparte

Interpretación Ambiental, Histórica y Paisajista.

  1. ENDEMISMOS + CALA BLANCA

En el recorrido en Segway empezamos desde el parking de la Cala Blanca. El valor paisajístico de esta zona del litoral es proporcional a su valor botánico. Entre las rocas de piedra tosca encontramos la única población mundial de Limonium rigualii, exclusiva de la costa xabiera. El género Limonium se cultiva para jardinería y decoración, seguro que te suena haber visto esta flor de aspecto seco que dura muchos años en perfecto estado. «DETALLE DE UN RAMILLETE AL FINAL DE LA VISITA».

La Cala Blanca es la única de la zona que está formadas por margas blancas con intercalaciones de areniscas y calizas de 13millones de años, correspondientes a mediados del Mioceno. En la imagen se puede ver el aspecto de las margas en la Cala Blanca donde están muy bien expuestas.  En realidad son tres pequeñas calas rocosas pero se conoce en singular.

La característica principal entre las caletas es la roca que las separa pero al mismo tiempo las une y es por donde se da acceso a pie. El agujero de la roca es uno de muchos atractivos de este rincón. Encontramos hasta dos túneles excavados para conectar las tres calas.

Xàbia en Segway
Xàbia en Segway

Aunque aquí se acumulan las “algas” los bañistas están concienciados y entienden que la Posidonia marítima es la planta acuática endémica del Mediterráneo y la responsable del color cristalino de nuestras aguas; además ayuda a mantener la línea de costa durante las tormentas.

La silueta rocosa que se adentra en el mar es el Cap Prim. Se ha excavado con éxito una parte del cabo, donde se encontró un grano de “Triticum monococcum” el trigo más antiguo del mundo que evidencia la existencia de un asentamiento ya en la Edad del Bronce, hace 4.000 años.

A modo de curiosidad: Sabías que Matías Prats veranea justo aquí? No es difícil encontrarlo disfrutando del atardecer el por el paseo.

Recomendación: para hacer snorkel hay que llevar escarpines o zapatillas, el litoral es muy rocoso y con oleaje puede ser peligroso. Esta cala no cuenta con servicio de vigilancia ni salvamento.

  1. SEGON MUNTANYAR

El Segundo Muntanyar ha sido modificado por el ser humano desde hace miles de años. Ya los romanos aprovechaban la canalización del agua marina para extraer la sal y aprovecharla en el día a día. Esta playa de 1,7km también recibe el nombre de la Séquia de Noria y presenta una ocupación bastante baja en época estival a pesar de ser semiurbana por la proximidad de las urbanizaciones.

A lo largo de la costa desde Dénia hasta Xàbia se sitúan unos depósitos conocidos como piedra tosca que se corresponde con el marés de las Islas Baleares. Son areniscas que corresponden a depósitos de playas y de antiguas dunas fosilizadas, están formados por calcarenitas muy bioturbadas, es decir, con numerosas perforaciones de organismos que vivían en la playa (tipo gusanos de arena que dejaban túneles a su paso)

Desde el Mirador de La Séquia de la Nória observamos el canal excavado sobre el «toscar» que facilitaba la entrada de agua marina a unas salinas que hoy en día no existen pero siguen dando nombre a la zona ubicada detrás: El Salinar.

Esta explotación vinculada a la factoría pesquera de la época romana, fue modificada en la baja Edad Media, cuando le añadieron la noria, mecanismo con una gran rueda vertical de madera que permitía suministrar el caudal de agua marina necesario para obtener el nivel óptimo sin tener que esperar las mareas.

Enfrente se aprecia el Faro del Cabo de San Antonio.

Xàbia en Segway
Xàbia en Segway

  1. MIRADOR PUNTA DEL ARENAL

Desde aquí se observa la Punta del Arenal, lugar que nos transporta a la segunda mitad del siglo I antes de Cristo, cuando se desarrolló en el norte de la actual playa de Arenal, actual “caleta del ministre», un extraordinario asentamiento comercial, del que se conserva una gran balsa excavada, conocida como los “Baños de la Reina” (igual que en El Campello y Calp) aunque hay quien los conoce como Baños de la Reina Mora, y en realidad son mucho más antiguos, de la época romana, pero tenemos la mala costumbre de asignar a esta última cultura que habitó la zona la autoría de todos los restos arqueológicos que nos rodean.

Desde aquí observamos el paseo marítimo dedicado a David Ferrer, reconocido tenista de Xàbia, donde abundan los bares/restaurantes y locales de ocio.

Las vistas del Montgó también son especiales y dignas de mención. Seguro que has visto al gigante de piedra desde otra perspectiva. Visto de perfil parece un elefante pero visto de frente desde aquí, se encoge y parece una grandísima roca. Según la leyenda, a los habitantes de Xàbia se les conoce como “desculats” (sin culo) porque los marineros, hartos de ver la silueta más pequeña que sus vecinos, se unieron y unieron una gran cuerda para atar el macizo y darle la vuelta. Todos los vecinos desde tierra y mar empezaron a tirar con todas sus fuerzas, hasta que la cuerda se rompió y todos cayeron al suelo de culo, quedando desculados.

Desde aquí podemos ver el Parador Nacional de Turismo la siguiente parada será desde allí, donde se ubica la conocida Cala del Ministre.

  1. PRIMER MUNTANYAR

Al igual que el Segon Muntanyar esta zona es conocida por ser la cantera de piedra tosca. Todavía podemos apreciar los cortes que los maestros picapedreros hacían para tallar las piezas que posteriormente se utilizarían en construcción, bien para iglesias (como la Iglesia de San Bartolomé en el centro de Xàbia!) o para casas señoriales. En la iglesia del centro del pueblo se pueden observar distintas marcas o firmas correspondientes a las empresas o cuadrillas de trabajo.

En la Cala del Ministre encontramos siglos de historia:

La elaboración de salazones y de salsas de pescado pudieron ser la principal actividad económica de la factoría pesquera descubierta en la Punta del Arenal. La importancia de la actividad salazonera que realizaban los romanos ha quedado patente con el hallazgo de depósitos excavados en la roca y comunicados con el mar donde se depositaban las entrañas de pescado junto con abundante sal para la obtención del preciado ‘garum’ que, envasado en vasijas, era distribuido por todo el imperio.

Pero…quién fue el ministro que da nombre a la cala?

La cala debe su nombre al ministro de Hacienda de la época franquista (entre 1957 y 1965) Marinano Navarro Rubio.

Se dice que en el sótano de la Finca San Rafael (que es así como se llama la casa en cuestión) se conservan unas cisternas romanas que fueron vaciadas y cubiertas con un techo, convirtiéndose así en un museo privado dentro de la finca de la familia que muy pocos han visitado.

El acceso a la cala fue bloqueado por la instalación de una vaya que Costas obligó a retirar. El último temporal fuerte, Gloria, hizo estragos en la construcción. Por lo que sabemos, la familia sigue veraneando.

Xàbia en Segway
Xàbia en Segway

  1. PORT

 Seguimos hacia el puerto, ahora por el carril bici de la Avda del Mediterraneo. Este paseo desde el año pasado ha pasado a ser de un único sentido y se impide a los vehículos aparcar en la misma playa, lo cual favorece a los bañistas y a los chiringuitos que montan sus terrazas en temporada estival.

Para acceder al Puerto debemos cruzar el río Gorgos por el nuevo puente de Triana.

El primer viaducto, con una bonita estructura de piedra y un escudo de la villa, fue inaugurado el año 1861. La creación del puente fue de gran utilidad en el siglo XIX. Permitió cargar piedra tosca de la pedrera del Muntanyar al otro lado del río.

Xàbia en Segway
Xàbia en Segway
  • Años después, las riadas de 1931 y 32 dañaron gravemente el puente original, que fue derribado en 1949, tras la construcción de un puente alternativo, en 1936. Pocos años duró el segundo puente: hasta la gran riada del año 1957.
Xàbia en Segway
Xàbia en Segway

Se levanta el puente por tercera vez en 1963 con base de hormigón, pero las riadas, los temporales y el constante oleaje causan daños irreparables, así que en 2020 se realizó la demolición controlada para instalar el nuevo puente. ¿Será este cuarto puente el definitivo?

Xàbia en Segway
Xàbia en Segway

  1. PLAYA DE LA GRAVA

Paramos antes de la playa de la Grava enfrente de la Casa del Cable, un edificio importante. Fue construido en 1860 para albergar la estación telegráfica que enlazaba la Península con Ibiza mediante un cable submarino!

A mediados del siglo XIX, el paisaje urbano del barrio de Aduanas estaba definido por los almacenes de pasa y las humildes casas de pescadores que habían ido construyéndose. Es en aquellos momentos cuando se iniciaba en el país el establecimiento y desarrollo de la red telegráfica con las primeras instalaciones de cables submarinos.

La proximidad de Xàbia con Ibiza y la idoneidad de su bahía, aconsejarán la instalación de la estación donde llegaría el cable telegráfico submarino. Se inicia entonces la construcción de la Casa del Cable.

El cableado entre Xàbia-Sant Josep de Sa Talaia (Ibiza) se estropeaba con cierta frecuencia hasta que dejó de funcionar, definitivamente, en la década de los años cincuenta del siglo pasado. Actualmente, tras la remodelación, sus salas actualmente se destinan a exposiciones y conferencias con vistas increíbles!

Para finalizar observaremos la vida que hay en el puerto: desde el club náutico a la lonja, los bares y restaurantes… hasta un cine encontramos en el puerto, que puede considerarse un pequeño pueblo dentro de Xàbia. Los colores del mar son increíbles, justo en las casas de detrás pasó un verano el gran pintor valenciano Joaquim Sorolla, que see enamoró de los colores de Xàbia y así se lo contaba a su querida esposa Clotilde, con la volvería años después a su querida Xàbia:

Jávea sublime, inmensa, lo mejor que conozco para pintar. Supera a todo. Estaré algunos días. Estuvieras tú dos meses – Joaquín”

Xàbia en Segway
El xiquet · Juaquin Sorolla